martes, 4 de diciembre de 2012

DISFRUTANDO A TU BEBE




Además de garantizar los cuidados básicos del bebé como son la alimentación, higiene, salud y sueño, los padres también deben propiciar un buen desarrollo a través de juegos y ejercicios adecuados para su edad, necesidades y gustos. El juego es el medio por el cual el niño aprende acerca de su cuerpo, su relación con las personas y objetos que le rodean, descubre sus potencialidades y las pone en práctica. Por otra parte, el juego les permite a los padres estrechar el lazo afectivo con su hijo, conocerlo, comprenderlo y gozarlo.
 
Aunque parece que el recién nacido no puede hacer mucho, en realidad está obteniendo mucha información del medio a través de todos sus sentidos y también va adquiriendo mayor fuerza para que sus movimientos, en un principio reflejos, sean cada vez más controlados. De ser un bebé pasivo que todo lo recibe, poco a poco empieza a reaccionar ante los estímulos e interactuar con el medio.
El juego en los primeros tres meses se refiere a la exploración sensorial, darle objetos para que los toque, huela, escuche y observe. También son actividades que les permitan conocerse y establecer lazos afectivos como pueden ser cantarle y mecerlo o algo más activo como hacerle caras chistosas para que imite o moverle sus piernas haciendo bicicleta.
De tres a seis meses, el bebé se va haciendo más fuerte y activo, puede usar sus manos para manipular objetos, gira su cabeza para localizar un sonido, se puede rodar para cambiar de posición, sonríe, imita sonidos y mucho más. El juego en esta etapa es de interacción y de movimiento de su cuerpo y de objetos.
A continuación se proponen algunos ejercicios y juegos para realizar con tu bebé durante su primer año de vida. Son ideas sencillas de realizar en casa y adaptables a las necesidades específicas de cada niño y familia. El mejor momento para compartir el juego con él es cuando está descansado y ya pasó un tiempo razonable después de comer, sobre todo si son ejercicios de movimiento. Observa a tu hijo y respeta sus respuestas para saber cuánto tiempo deben durar las actividades, deben ser gozosas para ambos.
Para que realmente cumplan la finalidad de apoyar el aprendizaje y adquisición de habilidades, es importante tomar en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo y disponibilidad para recibir y asimilar cada ejercicio. La velocidad, la intensidad y el ritmo en los cuales vas a hacer los ejercicios tienen que adaptarse a sus características y necesidades personales.
Ejercicios para bebés de 0 a 3 meses:
Con mascada: Toma dos orillas de una mascada y sacúdela frente a él, luego pásala por todo su cuerpo. Hazlo acostado boca abajo y boca arriba. Hazlo despacio y luego más rápido. Con esta actividad le ofreces una experiencia tactil muy suave, siente su cuerpo y también es una experiencia visual por el color y el movimiento.
Con pelota de playa: Amarra un listón a la pelota y sostén el otro extremo del listón. Acuesta al bebé boca arriba y muéstrale la pelota, moviéndola despacio hacia un lado, al otro, arriba, abajo y en forma circular. Ponla cerca de sus pies para que la sienta y estimule el pataleo. Esta actividad favorece el seguimiento visual de un objeto en movimiento.
Con toalla de playa: Híncate sujetando un extremo de la toalla mientras que otro adulto lo hace sosteniendo el extremo opuesto para mecer al bebé suavemente como si fuera una hamaca. Cántale mientras lo meces. Luego baja la toalla hasta tocar levemente el piso y ahí mécelo para que reciba otra sensación. Con esta actividad relajas al bebé, favoreces el equilibrio y, al escuchar el canto se trabaja el área auditiva.
Con el cuerpo: Acuesta al bebé boca arriba, toma sus piernas desde las pantorrillas y muévelas alternadamente haciendo bicicleta. Después toma ambas piernas para doblar y estirar juntas, cuidando de no levantar las pompas. Este ejercicio le ayuda a fortalecer músculos de las piernas y también le ayuda a eliminar gases.
 
Ejercicios para bebés de 3 a 6 meses:
Con mascada: Enrolla la mascada y tómala de ambos extremos. Muévela en línea recta frente al bebé, hacia delante y atrás, motivándolo a que la agarre. Igual puedes hacer el movimiento hacia los lados. En cuanto pueda tomarla con las dos manos mueve la mascada hacia arriba y abajo, adelante y atrás. Con este ejercicio estás favoreciendo la coordinación ojo y mano, así como la fuerza muscular en brazos.
Con pelota de playa: Acuéstalo boca abajo sobre la pelota y tómalo firmemente de la cadera. Suavemente mécelo hacia delante y atrás. Coloca un muñeco frente a él u otra persona para motivar el seguimiento visual. Pon música de fondo. Estás trabajando el equilibrio y la fuerza en torso y brazos.
 
Con toalla de playa: Acuesta boca arriba al bebé sobre la toalla –la cabeza debe estar cerca de ti- y dale un paseo en línea recta y en zig-zag. Repítelo acostándolo boca abajo –ahora su cabeza está lejos de ti. El paseo le ofrece experiencias sobre dirección y velocidad
 
Con el cuerpo: Toma sus manos y haz los siguientes movimientos: estirar brazos hacia fuera y juntarlos al centro, doblar los codos y hacerlos girar frente al pecho, estirar un brazo sobre su cabeza y el otro extenderlo al costado, alternar. Cada uno de estos movimientos se repite varias veces. Estos ejercicios le dan fuerza muscular y elasticidad.
 
Ejercicios para 6 a 9 meses:
Con mascada: Siéntate frente a tu hijo y cubre su cabeza con la mascada. Pregunta “¿dónde está ( __ )?”. Dale tiempo para descubrirse, si no lo hace, descúbrelo tu y con gran sonrisa dile “¡Aquí está!”. Ahora cúbrete tu e invítalo a quitarte la mascada. Esta actividad favorece: el área cognoscitiva por la relación causa – efecto, el lenguaje y la coordinación ojo-mano.
Con pelota de playa: Siéntate frente al bebé y ofrécele la pelota, motivándolo a que se estire y la tome con ambas manos. Pídele que te la devuelva o tómala y repite el ejercicio. Después, pon música de fondo y golpea suavemente la pelota que él abraza, llevando un ritmo, invítalo a golpear contigo. Estos ejercicios le ayudan a trabajar el área social y auditiva, así como la relación causa-efecto.
Con la toalla de playa: Enrolla la toalla y colócala bajo su abdomen de tal manera que lo levantes y quede en posición de gateo. Coloca frente a él un objeto atractivo para que lo motive a alcanzarlo. Este ejercicio fortalece brazos y piernas y fomenta el equilibrio.
 
Ejercicios para 9 a 12 meses:
Latas, cajas y recipientes: Dale un cucharón de plástico o madera y motívalo a golpearlos para que escuche el sonido que cada material produce. Puedes poner música de fondo. Esta actividad estimula el área auditiva, la coordinación ojo-mano y la relación entre causa y efecto.
 

Toalla de playa: Si gatea, enrolla la toalla para formar un obstáculo entre él y el objeto a alcanzar. Si ya se para, ayúdalo a cruzar el obstáculo tomándolo de las manos. Además de la solución de problemas, el ejercicio ayuda a la coordinación y el equilibrio.
Mascada: Mete un extremo de la mascada dentro de un tubo de cartón (papel higiénico) y motívalo a jalar los extremos. Si jala ambos al mismo tiempo encontrará resistencia, si lo hace sólo de un lado la mascada saldrá. Invítalo a volverla a meter al tubo. Esta actividad favorece la coordinación y la solución de problemas.
 
SUGERENCIAS

· Si el clima lo permite, déjalo sólo con el pañal para hacer los ejercicios.
· Utiliza música de diferentes ritmos para bailar y escuchar.
· Acostúmbralo desde pequeño a estar boca abajo porque esta posición es
básica para el gateo.
· Procura mantener contacto visual con tu hijo durante los ejercicios.
· Platica mucho con él y cántale.
· Sé creativo con el material que tengas disponible.
· Da tiempo suficiente para que responda al ejercicio.
· Repite varias veces los ejercicios, la repetición es básica para el aprendizaje.
· El ambiente de juego debe ser agradable.
· Observa las respuestas de tu hijo para saber si continúas o te detienes.
· Todos los objetos que utilices para los juegos deben estar limpios y checar
que no tengan puntas afiladas o rotas. No dejes objetos pequeños a su alcance
· El juego dede ser un gozo. ¡Diviértanse!
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario