lunes, 5 de noviembre de 2012

PRIMEROS AUXILIOS


La seguridad de los niños es una prioridad por lo que debemos aprender a proteger a nuestros niños dentro y fuera de casa. Si a pesar de todas las medidas preventivas posibles sucede un accidente, los padres o personas responsables del cuidado de los niños deberán estar preparados para saber qué hacer y tener un equipo de primeros auxilios listo.
Es importante recordar que el botiquín de primeros auxilios no debe ser sinónimo de depósito de medicamentos o farmacia en el hogar. El estuche deberá contener sólo el material necesario para dar precisamente la primera atención, en espera de la evaluación y el tratamiento especifico.

El botiquín de primeros auxilios deberá incluir:

  • Un manual de primeros auxilios
  • Gasas estériles
  • Tela adhesiva
  • Bandas adhesivas de diferentes tamaños
  • Vendas elásticas
  • Apósitos antisépticos
  • Jabón
  • Solución antiséptica (como agua oxigenada)
  • Pinzas pequeñas (para depilar cejas)
  • Tijeras
  • Alfileres de seguridad
  • Cojín térmico (frió)
  • Torundas con alcohol
  • Acetaminofen y/o ibuprofeno
  • Loción de calamina
  • Termómetro
  • Guantes desechables (por lo menos dos pares)
  • Linterna y baterías adicionales
  • Lista de números telefónicos de servicios de emergencia
  • Un cobertor / sabana

El manual habrá que leerlo; si tienes hijos con suficiente edad, revísalo con ellos. Guarda el botiquín en un sitio fuera del alcance los niños pequeños pero de fácil acceso para los adultos. Revisa reguralmente el botiquín y reemplaza cualquier elemento que falte o que haya expirado.

HERIDAS
  • Qué hacer en caso de una pequeña herida o raspón:
  • Lava la herida con agua y elimina la tierra y residuos del tejido dañado
  • Lava la herida con jabón y enjuaga
  • Si deseas puedes utilizar una solución antiséptica para prevenir infección; aunque en heridas menores no es necesario.
  • Cubre la herida con una banda adhesiva estéril o gasa estéril con tela adhesiva.
  • Examina diariamente la herida
  • Cuando la herida forma costra, ya no es necesario cubrirla
  • Llama al medico di observas que la herida se torna roja, inflamada, caliente, drena pus o es causa de dolor.
  • Para el sangrado de una herida o laceración mayor:
  • La va la herida con agua; esto te permitirá observar claramente la herida para evaluar su tamaño y profundidad.
  • Coloca una gasa estéril sobre la herida. Utiliza guantes desechables. Eleva la parte del cuerpo que sangra por encima del nivel del corazón del pequeño, con el fin de disminuir el flujo sanguíneo a la herida y reducir la hemorragia. NO apliques torniquete.
  • Utilizando la palma de tu mano aplica presión constante sobre herida con una gasa, durante 5 minutos. (Durante este tiempo NO te detengas ni trates de revisar la herida o remover los coágulos de sangre que se pudieran formar en la gasa.
  • Si la sangre impregna la gasa, No la retires, aplica otra gasa por encima y continúa haciendo presión.
Busca atención médica inmediata si:
  • No has podido detener el sangrado después de 5 minutos de presión o si la herida empieza a sangrar nuevamente (continúa haciendo presión hasta que la ayuda llegue).
  • Si dentro de la herida se encuentra algún cuerpo extraño
  • La herida esta en la cara o el cuello del pequeño
  • La lesión fue consecuencia de la mordedura de un animal o de un humano, una quemadura, lesión eléctrica o por punción.
  • La herida tiene más de 2 cm. de largo o parece ser profunda ya que estas pueden lesionar órganos internos, tendones o nervios.





No hay comentarios:

Publicar un comentario