viernes, 30 de noviembre de 2012

¿ESTOY CONSINTIENDO MUCHO A MI BEBE?



Muchas veces puedes llegar a pensar que tu bebe esta muy consentido porque llora mucho, es por esto que es importante saber y reconocer porque llora.
Una de las causas por la que los bebes lloran, es el miedo, éste puede parecer irracional, pero es SU miedo y hay que respetarlo. Lo mejor es exponerlo lo menos posible a eso que le da miedo, ya que mientras más se le fuerza a enfrentarlo, la intensidad de la emoción aumenta.
Los bebes también lloran por lo inesperado, ya que durante los primeros meses han podido establecer patrones mentales de rutinas, caras, voces y sabores conocidos y rituales. El bebé se forma expectativas y cuando ésas se contraponen con la realidad lloran ante lo desconocido. Las experiencias nuevas le afectan y, aunque serán experiencias agradables, por el momento necesita acostumbrarse a ellas. Es muy importante estar y apoyar al bebé cuando va a suceder algo nuevo. Acariciarlo, platicarle y confortarlo frente a nuevas experiencias le dará seguridad y permitirá que en un futuro el bebé acepte lo novedoso.
Otra causa de llanto en esta edad es su incompetencia física y verbal para solucionar los problemas a los que se enfrenta. Por ejemplo, si se le cae un juguete de su cuna llorará para que se lo recojas; si un extraño lo carga o no se quiere ir con él, llorará porque aún no sabe decir “NO”. Lo ideal para evitar que tu bebe utilice el llanto para llamar tu atención y pedirte ayuda es ofrecerle otras alternativas de comunicación y darles respuestas. Por ejemplo, si estás atenta a su juego y escuchas un silencio puedes voltear y regresarle el juguete que se cayó. Si vas a salir del cuarto donde está tu bebé, avísale, si te ofrece sus brazos para que lo cargues evitarás el llanto y aprenderá a saber qué responde cuando te estira los brazos.
Los bebés también lloran porque se sienten frustrados y enojados. Por su seguridad y por la seguridad de los que lo rodean tenemos que marcarles límites y esto los enoja. También su incapacidad física lo frustra por no poder hacer lo que le llama la atención. Aprender a sobrellevar el enojo y la frustración es indispensable para un buen desarrollo por lo que nosotros como adultos tenemos que ser sensibles a determinar si ese enojo lo llevará a aprender eventualmente de la situación o si sólo lo pondría más enojado. En ese momento funciona la frase de “si no lo ve no existe” por lo que se sugiere que no lo expongamos todo el tiempo a ciertos objetos o situaciones peligrosas. En otros casos puedes ayudar a tu bebe a resolver algún problema que lo tenga frustrado, siempre y cuando consideres que él no lo podrá resolver solo. La tolerancia es una habilidad esencial para el desarrollo de la inteligencia emocional y hay que permitir cierto grado de frustración.
Además del dolor, el malestar o el hambre, el llanto del bebe es una señal de miedo, de ayuda, manifestación de enojo o frustración. Si logras aprender qué emociones son las que están causando la mayor parte del llanto de tu bebe serás capaz de ofrecerle lo que más necesita: más seguridad, mayor prontitud de respuesta o mayor libertad de acción. De esta manera le ayudarás a convertirse en un bebé feliz y autosuficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario