martes, 2 de octubre de 2012

EL NIÑO Y EL ARTE

Como sabemos los niños aprenden a través de sus sentidos, necesitan ver, tocar, oler y saborear el mundo que les rodea. No basta con una vez, tienen que hacerlo en repetidas ocasiones y no dudes que en cada experiencia encontrarán algo nuevo. La curiosidad y capacidad de asombro de los niños les permite conocer y vivir el mundo de una manera divertida. Por ello, es importante brindarles la oportunidad de descubrir el mundo a través de sus sentidos y ¿qué mejor manera de hacerlo que junto a ti?

Gymboree Arte, ofrece a los niños la oportunidad de vivir estas experiencias en compañía de sus padres. A través de actividades artísticas, el niño desarrolla habilidades y destrezas mentales importantes como imaginar y crear; el arte se convierte en un medio de comunicación tan o más efectivo que las palabras para algunos niños ya que facilita la expresión de sus pensamientos y sentimientos, y les permite manifestar su creatividad.

Además de los beneficios anteriores, el arte ayuda a los niños a:

* Ser tolerantes con las ideas de los demás.
* Examinar el mundo artísticamente, ayuda a proporcionar a los niños más de una perspectiva o respuesta.
* El arte ofrece a los niños, de manera divertida, visual y adecuada a su edad, la manera de procesar información y experiencias.
* Las habilidades artísticas transfieren conocimientos a otros campos como matemáticas, ciencia, y la interacción social.
* El arte permite a los niños tomar riesgos intelectuales y probar nuevas experiencias.
* El cerebro recuerda lo que tiene significado. El arte ayuda a los niños a ponerle significado a sus experiencias.


Para hacer arte, no basta con colocar a los niños frente a un pincel, un bote de pintura y un papel. Debe existir un proceso previo, que le permita familiarizarse con materiales diversos como papel, pintura, pegamentos, acuarelas, gises, semillas, arena, en fin, todos aquellos elementos de la naturaleza y de nuestra vida cotidiana con los que puede llegar a crear, con la finalidad de que conozca y reconozca las texturas.

Estas experiencias no solo mejorarán su sensibilidad, también su coordinación, movimientos finos, relación causa-efecto, concepción de espacio, planeación, atención, imaginación, lenguaje, autoestima y su relación contigo.


Una vez que el niño se haya familiarizado con los materiales, los utilizará para expresarse.

Pero esta vez no lo hará a través del lenguaje, sino a través de un medio que es sumamente subjetivo “la creatividad”. Los adultos debemos facilitar el aprendizaje, respetar el trabajo de los niños, así como respetar sus ritmos, reconocer su esfuerzo y compartir sus logros y momentos importantes en su desarrollo.



Recuerda que no hay mejor regalo a nuestros hijos que otorgarles nuestro tiempo en calidad, juntos pueden lograr grandes cosas!

1 comentario:

  1. Que bueno que los padres se concienticen más acerca de los beneficios que pueden tener sus hijos al realizar este tipo de actividades artísticas. Es una de las mejores herramientas para la formación del niño y las habilidades ganadas permanecerán por toda su vida.

    Saludos,

    Jhon -- Escuelas de Actuación para Niños en Bogotá.

    ResponderEliminar