jueves, 18 de octubre de 2012

DESARROLLO DEL LENGUAJE

Cuando el niño comienza a hablar descubre que el lenguaje le permite reproducir la realidad; se vuelve ávido de nombrar a las personas y a los objetos. Seguramente habrás notado que constantemente pregunta: ¿Qué es esto? ¿Cómo se llama?, y una vez que escucha la respuesta, vuelve a preguntar; lo que quiere en realidad es confirmar que las cosas se nombran y que el puede nombrarlas al mismo tiempo que descubre que el lenguaje es común a todas las personas de su alrededor.

Entre el año y medio y los tres años de vida, a través de un despliegue gradual de capacidades regulado por un fenómeno de maduración, surge el lenguaje. Hay que tomar en cuenta que en este surgimiento existen diferencias individuales.


La etapa inicial en el desarrollo del habla abarca las primeras 5 o 7 semanas de vida. El bebe grita involuntariamente incitado por algún factor que lo perturba como: hambre, dolor, ruidos, etc. Hacia el final de esta etapa presta atención a los sonidos.

De los dos a los seis meses, el bebé reacciona a la voz y a las caras, hace sonidos diferenciados; los gritos varían en intensidad, tono y modulación y esas variantes parecen corresponder a su estado de ánimo. En esta etapa aparece el balbuceo, el cual se piensa que es una actividad de juego, un ejercicio por el cual el niño tiene placer de jugar con el funcionamiento de todos los órganos que participan en la expresión del lenguaje.

Alrededor del quinto mes, el niño comienza a imitar sus propios sonidos y más tarde será eco de las combinaciones de sonidos simples que oiga de otros. Es posible una especie de diálogo vocal, es decir, el niño repite el sonido cuando el adulto se calla, esto hace que el niño adquiera un mayor control sobre los sonidos que emite y aprende a dar forma a diferencias de intensidad, tono, modulación y articulación cada vez más sutiles.

Entre los 10 y 12 meses el niño comprende globalmente palabras familiares, sus vocalizaciones son más precisas; ha desarrollado la capacidad para controlar los sonidos y aparece la primer palabra aislada como mamá y papá.

Desde los 18 a los 30 meses señala cuando se le piden partes del cuerpo y un pequeño número de objetos familiares, empieza a utilizar palabras, comprende y responde a instrucciones sencillas, reproduce 2 palabras o 2 cifras de memoria inmediata después de haberlas escuchado, comprende algunos pronombres personales posesivos: yo, mi, mío y comienza a utilizar preposiciones de posesión o beneficio: para mi, a mí. Su vocabulario cuanta con 200 ó 300 palabras aproximadamente.

3 años es el periodo más floreciente del lenguaje, el niño habla sobre cualquier tema, pregunta infatigablemente, convierte las respuestas más simples en largas historias.

5 años, el niño ha desarrollado la suficiente madurez y control sobre sí mismo, ha adquirido la capacidad para emplear el lenguaje eficazmente. El lenguaje ya está bien establecido.

EJERCICIOS PARA ESTIMULAR EL LENGUAJE

  • Cántale canciones de cuna, tómalo en brazos y paséalo por la casa hablándole mientras caminas, susúrrale al oído.
  • Acuéstalo en la cama boca abajo y háblale de frente, por ambos lados de la cabeza y desde atrás, cuando se despierte acércate a él llamándolo por su nombre sin que te vea. Haz diferentes ruidos con la boca.
  • Pon sus manos sobre tus labios para que note las vibraciones
  • Dile lo que van a hacer: “ahora daremos un paseo”
  • Sonríele y alégrate cuando él sonría, gesticula exageradamente sin emitir sonidos
  • Repite vocales acompañadas de gestos, señala los objetos más conocidos por él mientras los nombras
  • Dale objetos que produzcan ruido al moverlos
  • Hazle preguntas sencillas con palabras conocidas
  • Pronuncia las palabras correctamente
  • Evita adivinar

En nuestro programa de Gym & music encontrarás muchas rimas, canciones y actividades con las que podrás favorecer el lenguaje de tu bebe en un espacio de juego y diversión!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario