lunes, 24 de septiembre de 2012

GUIA DE DESARROLLO DEL BEBE Y ACTIVIDADES PARA ESTIMULARLO EN CASA (última parte)

última parte

NIÑOS
Este periodo abarca de los 12 meses hasta los 20 meses, aproximadamente. Algunos de los avances que se dan en el desarrollo del bebé durante este periodo son:

Desarrollo Sensorio Motriz: Algunos inician esta etapa gateando y otros dando algunos pasos sin apoyo, de cualquier manera, para finales de este periodo tu hijo ya estará caminando con bastante agilidad; su actividad motriz es muy intensa, escala sillones, se mete en cualquier sitio para explorar, pasa por debajo de las mesas, etc; empuja, arrastra, patea, jala y avienta todo tipo de objetos; hacia la mitad del periodo, puede bajar solo de una silla o de la cama; sube y baja escalones apoyándose en el barandal; hacia finales de este periodo puede saltar con dos pies; destapa y tapa frascos, abre y cierra cajones, puede accionar mecanismos simples para prender la luz o encender el radio, adquiere mayor habilidad con las manos, hace girar ruedas, pasa las hojas de libros, traza con crayola, come y bebe solo, derramando cada vez menos.

Desarrollo Cognoscitivo: Empiezan a desarrollarse procesos de pensamientos como crear ideas, imágenes y combinaciones mentales; explora y aprende mucho sobre las propiedades de los objetos; repite respuestas a estímulos que ya conoce; examina en detalle los objetos; puede anticipar acontecimientos como saber que van a salir si coges tu bolsa; la memoria está más desarrollada; hacia finales del periodo puede construir torres con cinco cubos; la relación causa – efecto se afianza.

Desarrollo del Lenguaje: Al iniciar este periodo, el niño comprende un número grande de palabras y de acciones como “vamos a dormir”, se expresa principalmente mediante gestos, ya que su vocabulario no es extenso; a los balbuceos les añade entonaciones y diversos timbres de voz; identifica las partes del cuerpo; si se lo pides, busca y señala objetos conocidos en un libro, en algunos casos dice su nombre o emite el sonido correspondiente; les pone nombres a las personas que lo rodean; hacia finales del periodo, dice su nombre; dice si o no con sentido.

Actividades que puedes realizar con tu bebé durante este periodo:

PELOTAS

Ø Dale al niño un tubo de cartón como de fax o de toallas de cocina para que le pegue a la pelota, rodándola. Invítalo a utilizar las dos manos, no simultáneamente. Esta actividad fomenta la coordinación ojo – mano y la fuerza en brazos.
Ø Invítalo a patear pelotas de diferente tamaño y peso. Con esta actividad está trabajando la coordinación ojo – pie, el equilibrio y la fuerza en piernas.
Ø Pon una cubeta y pídele a tu hijo que meta la pelota y luego la saque. Dile “adentro” y “afuera” para reforzar estos conceptos.Ø Amarra a la pelota un listón como de 50 cms. de largo para que tu hijo la jale sobre diferentes superficies. Esta es una actividad que favorece el equilibrio, la coordinación y la agilidad.

LINTERNAS
Ø Proyecta la luz en el piso e invítalo a que la siga y trate de pisarla. De acuerdo a la agilidad de tu hijo, puedes mover la luz despacio o más rápido. La coordinación ojo – pie y el equilibrio se estimulan con este ejercicio.

Ø Dale la linterna y muéstrale cómo se prende y se apaga. Deja que explore libremente y la mueva a su antojo. Con esta actividad se está favoreciendo la exploración y coordinación fina.

Ø Ilumina nombrando diferentes partes de su cuerpo: “esta es tu mano”, “esta es tu rodilla”, etc. Esta actividad estimula el área del lenguaje.

Ø Recorta figuras pequeñas de cartulina como estrella, cuadrado y triángulo y pégalas en la linterna para que se proyecte la figura. La puedes proyectar arriba, abajo, cerca y lejos. Conforme las vas proyectando, menciona el nombre de la figura. Esta actividad fomenta la discriminación visual y el reconocimiento de figuras, también apoya el vocabulario.

MASCADAS
Ø Extiende la mascada en el piso, formando un cuadrado grande y pon música de fondo. Al escuchar la música caminan alrededor de la mascada y, al apagarla, mamá y niño se paran sobre ella. La actividad se repite varias veces. Esta actividad favorece la atención visual y auditiva.
Ø El adulto y el niño se sientan frente a frente sobre una superficie acolchonada. Enrolla la mascada y pídele a tu hijo que se coja de la parte media de la mascada y tu tomas los extremos. Llevando un ritmo, hagan “Aserrin, aserrán” balanceándose hacia delante y atrás. Este ejercicio favorece el equilibrio y la fuerza muscular.

Ø Cubre tu cara con la mascada y descúbrete haciendo gestos como sacar la lengua, hacer trompetillas, abrir y cerrar ojos, etc. Pásale la mascada e invítalo a hacer lo mismo. También pueden trabajar haciendo los sonidos de animales conocidos como perro, caballo, pato, etc. al taparse la cara, y al descubrirse, dicen el nombre del animal. Con esta actividad se fomenta la atención, la imitación y la asociación.

Ø Pon música de fondo y bailen con las mascadas moviéndolas de acuerdo con el ritmo de la canción. Esta actividad favorece la expresión corporal y el equilibrio.

TOALLA DE PLAYA
Ø Coloca un muñeco sobre la toalla y dile al niño que la jale para darle un paseo.
Ø Esta actividad motiva la coordinación, la fuerza y el equilibrio; también le ayuda a iniciar el caminado hacia atrás.

Ø Enrolla la toalla y dale un extremo a tu hijo. Jálalo suavemente tomando el otro extremo y caminen rodeando sillas, sillones, mesas y cojines. De pronto di “alto” y deténganse para luego reininicar el movimiento. Con este juego estás favoreciendo el equilibrio, la atención y el seguir instrucciones.

Ø Junta dos sillas y cúbrelas con la toalla para formar un túnel largo. Invita a tu hijo a cruzarlo gateando. Puede ir empujando la pelota o un cochecito. Es importante que lo esperes del otro lado para que lo motives a avanzar. Este ejercicio le ayuda a practicar la coordinación y favorece la planeación de sus movimientos.

MUSICA
Ø Canta con él canciones infantiles tradicionales y hagan juntos los movimientos de manos que te sugieren las canciiones: rodar, abrir y cerrar manos, moverlas a un lado y al otro, etc. Este ejercicio fomenta la asociación de lo que escucha con los movimientos.

Ø Fabrica sonajas poniendo frijoles o arroz en diferentes recipientes; séllalos bien con cinta adhesiva para que no se salga el contenido. Pon música y hagan sonar las sonajas. Con esta actividad favoreces la conciencia del ritmo y la relación causa – efecto.

Ø Pon música de diferentes ritmos y bailen. Inventa movimientos simples para darle tiempo al niño de copiar. Invítalo a crear nuevos movimientos.


EXPLORADORES

Este periodo abarca de los 24 hasta los 30 meses, aproximadamente. Algunos de los avances que se dan en el desarrollo del bebé durante este periodo son:

Desarrollo Sensorio Motriz: Con facilidad puede ponerse en cuclillas y levantarse nuevamente; corre, pero se le dificulta bajar la velocidad y dar vuelta en una esquina; camina con las puntas de los pies; le gusta brincar en dos pies y puede saltar con los pies juntos; camina en diferentes direcciones cada vez con mayor agilidad; trata de saltar desde alguna altura; rasga y dobla una hoja de papel; puede quitarse solo muchas prendas de ropa; sus garabatos ya tienen un sentido; puede alinear cubos en forma vertical y horizontal; es capaz de enhebrar cuentas.

Desarrollo Cognoscitivo: Tiene nociones simples del tiempo pasado, no así del futuro; está asimilando las palabras que se refieren a nociones espaciales como: delante/atrás, grande/chico y cerca/lejos; identifica las partes de su cuerpo y algunas partes en otras personas; reconoce muchas figuras geométricas y logra encajarlas con más precisión en los orificios correspondientes.

Desarrollo del Lenguaje: Se llama a sí mismo por su nombre, así como a las personas y a los animales; dice frases de tres a cinco palabras; ocasionalmente formula alguna pregunta; hacia finales de este periodo puede decir “no puedo” o “no quiero”; comienza a usar la palabra “y” para relacionar ideas; habla con mayor fluidez, aunque deforma algunas palabras.

NOTA: Como el niño de esta edad está desarrollando la imaginación y el juego simbólico, es importante que todas las actividades que realices con él fomenten su imaginación. Así, la pelota se puede convertir en una naranja o en un huevo que no se puede romper, la mascada puede ser una sombrilla, etc.

Algunas de las actividades que pueden hacer durante esta etapa son:

PELOTAS

Ø Pon pelotas de diferente tamaño en el piso y mamá lo ayuda a saltarlas tomándolo de las manos. Al mismo tiempo que las salta le dice “grande” o “chica”. Esta actividad favorece la fuerza muscular y la planeación motriz.

Ø Pon cajas, cubetas, canastas o botes de diferente tamaño e invita a tu hijo a aventar la pelota, metiéndola adentro. Con esta actividad, el niño está trabajando la coordinación ojo – mano y la fuerza muscular.

Ø Pon algún objeto contra la pared como si fuera la meta y motiva al niño a patear la pelota hacia ella. Túrnense para hacerlo. También pueden patearla entre ustedes, alejándose cada vez más. Esta actividad favorece la coordinación ojo – pie, fuerza en piernas y equilibrio.

Ø Cuelga la pelota con un listón como de 30 cms. de largo y dale a tu hijo un tubo de cartón, como de servilletas de cocina. Invítalo a golpear la pelota en movimiento. Este ejercicio le ayuda a medir la fuerza, la distancia y el movimiento.

LINTERNAS
Ø Métanse debajo de una mesa cubierta con mantel y lee un cuento alumbrándolo con la linterna. Pídele que a tu hijo que voltee las páginas del libro cuando tu le indiques. Este ejercicio propicia un ambiente íntimo para compartir la lectura y le ayuda a la atención.

Ø Dale la linterna a tu hijo y ve diciéndole qué debe alumbrar, por ejemplo: cama, silla, techo, cortina, etc. Después tu alumbra algunos objetos y pídele que te diga qué estás alumbrando. Esta actividad favorece la coordinación ojo – mano, el lenguaje y el seguir instrucciones.

Ø Proyecta la luz en el piso y muévela. Invita a tu hijo a perseguirla hasta atraparla con los pies. Puedes modificar la actividad moviendo la luz hacia donde quieres que él se mueva, por ejemplo: para atrás, de lado, en zigzag, etc. Con esta actividad estás favoreciendo la coordinación ojo – pie, la atención y el equilibrio.

MASCADAS
Ø Extiende dos mascadas y muéstrale cómo doblarla a la mitad, en cuatro o en triángulo. Este ejercicio favorece la coordinación fina y la imitación.

Ø Pídele que aviente la mascada extendida y hecha bola hacia alguna cubeta o caja. Después dale algo más pesado para que compare el peso y la fuerza que requiere para lanzar diferente peso. Con esta actividad estás estimulando la coordinación ojo – mano, la fuerza muscular y el concepto de peso.
Ø Invita a tu hijo a aventar la mascada extendida hacia arriba y luego cacharla con diferentes partes del cuerpo: manos, cabeza, rodilla, etc. Este ejercicio favorece el equilibrio, la habilidad para aventar y cachar y el esquema corporal.
Ø Extiende la mascada en el piso y dale diferentes instrucciones para trabajar, como por ejemplo: caminar alrededor sin pisarla, caminar alrededor con un pies sobre la mascada y el otro no, dar media vuelta, saltar de afuera hacia adentro de la mascada y viceversa, etc. Esta actividad estimula la atención, la coordinación, el equilibrio y el seguir instrucciones.

TOALLA DE PLAYA
Ø Invita a tu hijo a tomar un extremo de la toalla extendida y tu toma el otro extremo para formar una hamaca. Coloca la pelota o un muñeco de peluche sobre la toalla y colúmpienlo hacia los lados, arriba y abajo, adelante y atrás y lanzándolo al aire. Puedes poner música de fondo. Esta actividad le ayuda al equilibrio, fuerza y la cooperación.

Ø Organiza un teatro guiñol para tu hijo ayudándote de la toalla para cubrir los muñecos que vas a utilizar. Esta actividad favorece el lenguaje y la atención.

Ø Dobla la toalla a lo largo en 4 partes de tal manera que quede como de 10 cms. de ancho para que el niño camine sobre la toalla, que camine abriendo las piernas sin pisarla, que camine de lado sobre la toalla, que brinque de un lado al otro, etc. Con este ejercicio estás favoreciendo la coordinación, el equilibrio y la atención.

Ø Extiende la toalla y acuesta a tu hijo transversalmente para que lo envuelvas bien con ella. Suavemente jala un extremo de la toalla de tal manera que el niño vaya girando y se desenvuelva. Esta actividad favorece la coordinación.

MUSICA
Ø Pon música alegre y bailen juntos frente a un espejo. Al escuchar la música bailan y, al parar la música, se congelan. Con esta actividad estás trabajando la atención y el control del impulso motor.

Ø Hagan un baile de mascadas. Tu hijo y tu cogen una mascada y la mueven al ritmo de la música. Varía los ritmos e inventen movimientos como girar, subir y bajar, lanzarla, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario