lunes, 27 de agosto de 2012

LA IMPORTANCIA DEL DESAYUNO


Los beneficios del desayuno han sido documentados en diversos estudios y es indudable que el comenzar el día con un buen alimento repercutirá notablemente en el desarrollo cerebral del niño y en su rendimiento académico. En las primeras etapas de la vida, el correcto desarrollo del cerebro es de crucial importancia, por lo que una buena alimentación asegurará que el niño consuma los nutrientes necesarios para su adecuado funcionamiento a lo largo de su vida. Más adelante, cuando ya se ha desarrollado el cerebro, éste necesita combustible para realizar sus funciones, entre las que se encuentran la capacidad de atención y de estar alerta.

Cuando los niños se saltan el desayuno hay repercusiones sumamente negativas que afectan enormemente el aprendizaje, entre las que se encuentran: decaimiento, falta de concentración, cansancio, nerviosismo, mal humor, mala memoria, etc. Además, cuando se omite el desayuno, es muy probable que los niños desarrollen malos hábitos alimenticios, que favorezcan el sobrepeso, dando pie al empobrecimiento de su salud en la vida adulta.

Un desayuno balanceado debe proporcionar aproximadamente el 30% de las calorías diarias necesarias para el funcionamiento del cuerpo y proveer los nutrientes indispensables para un adecuado estado de salud. Por lo tanto, debe contener todos los grupos de alimentos, es decir, proteínas, carbohidratos y grasas.

Un buen desayuno puede ser huevo, el cual es rico en proteínas, una pieza de fruta (buena fuente de carbohidratos y fibra) y un vaso de leche, la cual contiene cantidades importantes de calcio, carbohidratos y proteína.

Otra opción podrían ser una quesadilla de queso Oaxaca y alguna fruta. La avena es una excelente opción, ya que aporta carbohidratos y fibra, por lo cual también se puede tomar en el desayuno, cocida con leche y endulzada con un poco de fruta.

Recuerda que la mejor manera de educar sanamente a tus hijos es mediante el ejemplo. Si tus pequeños observan que llevas un estilo de vida activo y con hábitos nutricionales saludables, como es el caso de un adecuado desayuno, entonces podrán adoptar una costumbre que les permitirá cuidar su salud y su bienestar físico a lo largo de su adolescencia y toda su vida adulta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario