lunes, 16 de julio de 2012

PREPARA A TU BEBE PARA EL GATEO





Cómo todas las actividades que el niño irá adquiriendo a lo largo de sus primeros años, el gateo es una oportunidad más para su desarrollo ya que le permite vivir muchas experiencias que repercuten de manera positiva en su vida.

Todas las áreas del desarrollo se benefician con el gateo, veamos algunos de ellos:

  • Área cognitiva: Al mover simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda, los dos hemisferios cerebrales pasan información creando caminos rápidos y generando nuevas conexiones neurológicas que le permitirán avanzar en el aprendizaje de operaciones mentales más complejas. 
  • Área visual: El tener que enfocar los dos ojos en un mismo punto del suelo y luego enfocarlos en un punto a lo lejos, favorece la acomodación visual (cerca - lejos) y también la visión periférica que le permite orientarse en el espacio y conocer los límites. Muy importantes para el aprendizaje de la lecto-escritura.
  • Coordinación ojo–mano: Cuando el bebé gatea, la relación entre el ojo y la mano es similar a la distancia que existe al momento de leer y escribir. 
  • Área afectiva: El gateo le da al bebé la posibilidad de seguir a la mamá de un lugar a otro y de esta manera disminuye la angustia de separación.
  • Exploración del medio: El bebé puede acercarse de manera independiente a los objetos que le interesan y aprender de ellos sus propiedades y características, lo cual significa un mayor desarrollo intelectual y más experiencias táctiles.
Habilidades previas al gateo: sostener la cabeza, rodar, sentarse sin apoyo y arrastrarse. Estas le permiten al niño adquirir los ingredientes necesarios para desplazarse en 4 puntos y son: fuerza muscular, en cuello, torso, brazos y piernas para sostener su peso
¿Cómo le puedo ayudar?


Con estos juegos y actividades puedes estimular cada uno de estos ingredientes básicos que se van desarrollando desde el momento del nacimiento y que apoyan las habilidades previas para el gateo.



Con una mecedora tipo hamaca se promueve el equilibrio y también le ayuda al bebé a alinear su cabeza con el resto de su cuerpo. Toma sus pies y manos juntándolos a la altura de su ombligo. Suavemente mécela a un lado y luego al otro cuidando que su cabeza siempre gire en la misma dirección que el cuerpo. Cántale una canción de cuna mientras haces este ejercicio y así estimulas el área auditiva.

  • Ayúdalo a adquirir la postura para el gateo utilizando una toalla o cobijita enrollada bajo su abdomen. Así podrá sostener el peso de su cuerpo en cuatro puntos y trabajar el equilibrio para levantar una mano. Ponle un objeto atractivo frente a él y verás cómo se impulsa.

  • A partir de los 4 meses puedes realizar este ejercicio. Tómalo de una mano y cruza su brazo al lado contrario al mismo tiempo que lo vas jalando lentamente hacia arriba. Espera hasta que él doble el otro brazo y, cuando empiece a empujarse, jálalo nuevamente ayudándolo así a levantarse. 

  • Dar un paseo en toalla es ideal para trabajar el equilibrio y la fuerza de tu bebé. . Si tu bebé tiene menos de 6 meses, también puedes darle un paseo acostándolo boca abajo sobre la toalla y viéndote de frente. Estos paseos le dan mucha información sobre direcciones y velocidad.

Generalmente es hacia los 8-10 meses de edad cuando la mayoría de los bebés gatea. Lo más importante es reconocer que hay habilidades físicas previas que el bebé debe tener bien afianzadas que lo llevará al gateo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario