martes, 31 de julio de 2012

PONTE A TONO CON TU HIJO, Disfruta la música en familia!

segunda parte

Música y Memoria
El impacto de la música sobre el desarrollo cognitivo apunta en áreas como el desarrollo del lenguaje y de la memoria. Desde pequeños, anticipan la palabra o el sonido que se repite en una canción.

Algunas investigaciones muestran que los niños tienen memoria para recordar las canciones escuchadas en útero y que pueden percibir y reconocer muchos aspectos de la música incluyendo cambios en la melodía, patrones de tiempo, timbre y tono. Hay investigaciones que reflejan que bebés de 7 meses pueden diferenciar entre una melodía. conocida, y una nueva, lo que indica la habilidad para formar memoria a largo plazo de la música que se ha escuchado.

Las canciones infantiles tradicionales que los adultos les cantan a los niños, generalmente tienen patrones de ritmo y melodía que son simples y se repiten a lo largo de la canción. “Martinillo”, “Marinero” y “Debajo de un botón” les gustan mucho porque contienen la cantidad exacta de repetición de patrones y secuencias que combinan con la capacidad memorística de los pequeños. Los elementos musicales de estas canciones, combinados con el juego interactivo entre padre e hijo, estimulan la actividad cerebral. Las canciones favorecen el lenguaje y la memoria haciendo más fácil aprender y retener información.


Algunas ideas
· Mientras lo abrazas y lo meces, platícale lo mucho que lo quieres o lo que hicieron durante el día, pero ponle música a tus palabras, agregando una música de fondo.
· Cántale una canción de cuna antes de dormir; quizás la canción que a ti te cantaron cuando eras pequeño y así compartes una tradición que pasa de generación en generación.
· Escribe una canción de cuna para tu hijo. Toma la melodía de una canción que te guste e invéntale la letra. No te olvides de incluir su nombre pues les gusta mucho escucharlo y además, la hace especial y suya.
· A los niños les encanta ver los papás moverse con la música. Cuando le cantes, actúa las canciones moviendo las manos, el cuerpo y haciendo gestos. Observa cómo aprende, ¿te imita? ¿está esperando con atención tu siguiente gesto o sonido?
· Comparte canciones que tengan un cierto movimiento o sonido que se repite, invítalo a hacerlo contigo.
· Baila con tu hijo siguiendo diferentes ritmos. Bailen de parejas y jueguen. Por ejemplo, papá baila con el niño y mamá con un muñeco. Diviértanse un poco más y cambien las parejas, los ritmos o los movimientos.
· Los niños disfrutan mucho con las rondas como “La rueda de San Miguel”, especialmente si hay más personas en casa. Cuando estén los abuelos o los primos, invítalos a compartir.
· Los juegos musicales como congelarse cuando la música se pare o realizar un desfile en la sala con instrumentos musicales es una gran diversión.
· La música es una excelente forma de hacer que las actividades diarias sean más divertidas y que el niño coopere con entusiasmo. Inventa canciones sencillas para lavarse los dientes, vestirse o ir a comer. No te olvides de acompañar la letra con movimientos y gestos chistosos.
· Lee un cuento con tu hijo y agrégale sonidos, integrando instrumentos musicales. Invita a tu hijo a usar la sonaja cuando cambies la página, o cuando aparezca un animal o para hacer sonido de lluvia, etc.
· Aprovecha las canciones favoritas para hacerles un cambio en la letra y despertar la curiosidad de los niños. Por ejemplo, “brilla, brilla el tenedor” en lugar de la estrellita. Invita a tu hijo a inventar otras palabras para esa canción.
· Juega “Amo Ato” frente a un espejo, frente a una hilera de sus animales de peluche, frente a un sillón.
· Inventen juntos instrumentos musicales, aprovechando material como cajas de cereal para hacer un tambor, unos rollos de papel
de baño para un cuerno, una sonaja con botellas de plástico y semillas. Pon música y acompáñenla con estos instrumentos.
· Ten a la mano material como mascadas, pelotas, listones y aros con los que pueden jugar y bailar libremente mientras escuchan la música.





No hay comentarios:

Publicar un comentario