lunes, 7 de mayo de 2012

ENTRENAMIENTO PARA IR AL BAÑO (segunda parte)

Segunda Parte


ALGUNAS CONISDERACIONES MAS EN EL ENTRENAMIENTO PARA IR AL BAÑO…


Así como en todas las habilidades que se aprenden, siempre cometemos errores en el proceso, de ahí que los accidentes que sucedan en este entrenamiento son oportunidades para que el niño aprenda de ellos.


Observa a tu hijo para saber si vas por el camino adecuado para él.  Si es necesario detenerse en un paso, hazlo.  Estás sentando las bases para un buen desarrollo en el área emocional.

Sé constante y consistente con el entrenamiento, no lo dejes por que haya algunos accidentes.  Es una etapa que el niño va  pasar y tú le estás ayudando en el proceso.

En algunos casos será más conveniente abandonar el proceso por una temporada y reiniciarlo cuando las condiciones sean más favorables.  Algunos síntomas que justifican esto serían: pesadillas muy frecuentes, ansiedad y estreñimiento.

Las regresiones pueden ser normales y suceden generalmente cuando se da un cambio en la vida del niño como puede ser la entrada al kinder o la llegada del hermanito.   Esto es normal y dura sólo unas semanas.  Si esto continúa por más tiempo puede ser conveniente buscar una asesoría.

El control nocturno se da posteriormente.



SUGERENCIAS PARA HACER QUE EL ENTRENAMIENTO SEA EFECTIVO Y SE DÉ DE MANERA AGRADABLE


LO QUE SÍ SE DEBE HACER:

·                    Estar atento a las señales del niño para saber que está listo par a iniciar el control: física, neurológica y emocionalmente.
·                    Dejar que el niño marque el ritmo. Mamá y maestros sólo pueden ayudarlo pero nunca acelerar el proceso.
·                    Sugerirle al niño que se siente en la nica o en el excusado, que sea su decisión.
·                    Utilizar calzón de entrenamiento, preferiblemente de tela para darle la sensación de independencia.
·                    Ponerle ropa cómoda y fácil de subir y bajar para que pueda hacerlo con rapidez.
·                    Llevar la nica a todos lados durante un tiempo y estar pendientes de las señales.
·                    Elogiar al niño, sin demasiado alboroto y estimularlo a que considere el control como un logro personal.
·                    Recordarle a intervalos regulares que vaya al baño.  Esto sólo al principio.  Cuando él ya avise y haga, ya no es tan necesario estarle recordando.
·                    Ser muy comprensiva y restarle importancia a los accidentes.
·                    Cuando salgas de casa, ve preparado con dos mudas de ropa limpia, incluyendo zapatos y calcetines, bolsa de plástico para guardar lo mojado, toallas húmedas, etc.

LO QUE NO SE DEBE HACER

·                    Iniciar el entrenamiento cuando el niño no esté listo.
·                    Forzarlo a usar la nica o el excusado.
·                    Expresar disgusto al ver el popó del niño
·                    Pedirle al niño que se espere cuando te ha pedido la nica.
·                    Sermonearlo o regañarlo cuando hay accidentes
·                    Dar calificativos como “cochino”, “bebé”, etc.
·                    Comparar al niño con otros niños de la edad que ya hayan adquirido control.
·                    Convertir los accidentes en tema de conversación frente a los amigos
·                    Mostrarse hostil si e niño necesita el baño en un momento inadecuado.
·                    No retrasarse una vez que hayas observado que el niño ya da señales ya que hay momentos sensibles para el control
·                    No presionarlo.

Suerte en el proceso!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario