martes, 10 de abril de 2012

PESO Y TALLA DEL BEBE


El crecimiento de los huesos y los músculos del niño se inicia desde la etapa embrionaria.  Desde el punto de vista óseo, una vez que el pequeño ha nacido y se encuentra fuera del útero de su madre, se consideran los siguientes parámetros:

·        Al nacer el pequeño mide en promedio 50 centímetros.
·        Al año de edad mide un promedio de 70 centímetros. 
·        A los 2 años de edad mide un promedio de 80 centímetros.
·        A los 3 años de edad mide un promedio de 90 centímetros.

En la mayoría de los casos, el aumento en la talla del bebé en los primeros meses de vida es muy evidente, ya que durante los primeros cinco meses los bebés crecen aproximadamente tres centímetros por mes.  De los seis a los nueve meses este aumento será de alrededor de dos centímetros mensuales y de los 10 a los 24 meses, de cerca de un centímetro al mes.

Es importante que el ritmo de crecimiento del bebé sea vigilado por los padres y por el pediatra mes con mes, pues éste es un indicador importante de problemas en el desarrollo del mismo.  No obstante, como cada persona es diferente, el ritmo de crecimiento varía de bebé a bebé; por lo tanto, el peso y la talla con que nace cada uno será la base sobre la cual se comparará su crecimiento posterior.  Tanto el peso como la talla deben ser proporcionales.  Si un bebé tiene mayor peso que talla la causa puede ser que está siendo sobrealimentado, y si tiene menos peso que el que debería tener de acuerdo con su talla puede faltarle alimento.

El aumento de peso del bebé durante el primer año de vida es muy acelerado.  Por lo general, los bebés al nacer pesan entre 2.5 y 3 kg.  Sin embargo, es importante hacer notar que durante los primeros cinco días, la mayoría de los recién nacidos pierden un poco de peso, y esta disminución está relacionada en gran medida con el tipo de alimentación que reciban (natural o artificial).

Desde el punto de vista del aumento de peso, se considera que un bebé sube en promedio:

·        750g. por mes los primeros cuatro meses de vida
·        500g. por mes los segundos cuatro meses
·        250g. por mes los terceros cuatro meses

De ahí en adelante se considera como normal que el bebé pese el doble de su edad más ocho hasta los cinco años de vida.  El peso de un bebé se considera dentro de los límites normales cuando se encuentra 10% por encima o por debajo de lo especificado según su sexo.  Sin embargo, estos parámetros son de aproximación, pues tanto el tamaño como el peso dependerán también en gran medida de la información genética que cada niño posea.

Alrededor de los cuatro meses, el bebé empieza a ingerir, además de la leche, otros alimentos en papillas, y posteriormente su dieta incluirá una gran variedad de sólidos.  Por lo tanto, a partir de esa edad el tipo de alimentación y la cantidad que reciba cada bebé determinará qué tanto aumenta de peso, así que debes vigilar que tu bebé tenga una dieta bien balanceada.

Los bebés tienden a bajar de peso cuando padecen alguna enfermedad como resfriado, diarrea y/o vómito.  Cuanto más pequeño sea el bebé más peligro existe de que pierda peso, pero en general todos lo recuperan velozmente tan pronto se alivian.

Algo que se debe tomar en cuenta es que no sólo la alimentación influye en la relación peso – talla, sino también los factores heredados de ambos padres, el tipo de metabolismo del niño y el nivel de actividad física que tenga. 

Si notas alguna detención o retraso en el ritmo de crecimiento de tu bebé o tienes alguna duda, lo mejor es consultar al pediatra.



“Los niños sanos, crecen felices”…



En colaboración con el Centro
 de Desarrollo del Bebé Huggies




No hay comentarios:

Publicar un comentario