domingo, 4 de marzo de 2012

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES

Los accidentes representan la primera causa de muerte entre los niños de 1 a 14 años.  Las estadísticas indican que el 95% de los accidentes infantiles pudieron haberse evitado si se hubieran aplicado las normas y precauciones oportunas.

Como definición podemos decir que un accidente infantil es aquel en el que resulta dañado, de forma más o menos grave, una persona de corta edad y como consecuencia de poca experiencia.  Quienes estamos al cuidado de los niños, debemos protegerlos de peligros potenciales mientras aprenden a protegerse por sí mismos.  Somos responsables de ayudarles a entender y aprender la lección de que, de alguna manera, su curiosidad debe ser saciada de la forma más segura posible, teniendo en cuenta lo siguiente:

PROTECCION:   Mantener alejado a tu hij@ de posibles accidentes.  Esto se puede lograr poniendo artículos de seguridad diseñados para diferentes lugares y situaciones.
DISCIPLINA: siendo consistentes y estableciendo reglas claras en el hogar y en la calle

REGULAR: Medir el comportamiento del niño de acuerdo con su edad.  Por ejemplo, nunca permitiremos que un niño de 2 años de edad cruce la calle solo; dependiendo de la circulación de la calle y de las habilidades, podremos permitírselo a un niño de 5 años.

EDUCAR: Combinar las palabras y las acciones para ir informando al niño de lo que nosotros sabemos de seguridad.

PRINCIPALES CAUSAS:
Si conocemos las principales causas por las que suceden la mayoría de los accidentes, es posible tomar otra actitud y prevenirlos.  Entre ellas se encuentran:

1.    La falta de experiencia del niño ante el peligro.  No puede comparar una situación de riesgo con otras situaciones ya pasadas.
2.    La curiosidad innata del niño.  Todo le llama la atención y aprende sobre las propiedades de las cosas tocando, probando, aventando, etc.
3.    El animismo.  Según el niño, todo tiene vida, es divertido y hay que explorarlo.
4.    El finalismo. Para el niño, todo tiene un porqué, el cual no necesariamente coincide con la finalidad que le da el adulto.  La silla puede servir para cruzarla por debajo, para mecerse, para escalar, el niño irá explorando cada una de estas posibilidades.
5.    Falta de supervisión por parte de los adultos.  Esta puede ser causada por diferentes razones como el número de hijos, el trabajo, el cansancio, la distracción, etc.
6.    El niño imita, no sólo lo que hacen los adultos, sino los modelos sociales como aparecen en la televisión, revistas, etc.
7.    Agresividad en el juego.  Los tipos de juegos y la edad de los niños que están jugando puede convertirse en un peligro.
8.    El niño esta aprendiendo a utilizar su cuerpo, aún hay habilidades que no ha adquirido.
9.    Se sobreestiman las habilidades del niño.  En ocasiones el adulto cree que su hijo ya es capaz de realizar algo, pero en realidad aún no.
10. Irresponsabilidad por parte del adulto: jalarlo, dejarlo con mascotas, dejar sustancias tóxicas a su alcance, pegarle, etc.

Los accidentes se pueden prevenir  tomando en cuenta que el niño aprende de tres maneras: observando, escuchando y haciendo.  De ahí que tenemos que educar, proteger y establecer una disciplina en este sentido.

Que hacer en caso de accidente:

1.    Conocer las reacciones del niño

2.    Aplicar primeros auxilios

3.    Tener un buen botiquín

4.    Tener a la mano el teléfono de servicios médicos de emergencia

5.    Llamar al pediatra

¿De qué manera previenes accidentes en tu casa y/o en la calle?
Comparte con nosotros tus experiencias....

No hay comentarios:

Publicar un comentario