domingo, 11 de marzo de 2012

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LOS NIÑOS

La Inteligencia Emocional, se define como “La habilidad para percibir, evaluar, comprender y expresar emociones, y la habilidad para regular estas emociones para que promuevan el crecimiento intelectual y emocional”

Esta habilidad se puede y debe desarrollarse desde los primeros años de vida ya que las emociones se expresan desde el nacimiento, un niño amado, acariciado, será un niño con confianza en sí mismo, un niño seguro.  Las cualidades emocionales que tienen importancia para el éxito son:



·         La empatía
·         La expresión y comprensión de los sentimientos
·         La independencia
·         La capacidad de adaptación
·         La simpatía
·         La persistencia, la cordialidad, la amabilidad y el respeto



La inteligencia emocional engloba todas aquellas capacidades que nos permite resolver problemas relacionados con los sentimientos y las emociones propias y ajenas.  Esto significa que para ser felices es más importante saber descifrar lo que nos ocurre y actuar en consecuencia, que tener almacenados muchos conocimientos.  El que un niño se perciba correctamente y se dé valor a sí mismo es una de las responsabilidades y desafíos más grandes tanto de los padres como de los educadores.

Tips para estimular la inteligencia emocional en los niños:
  • Dar nombre a los sentimientos: Debemos ayudarlos a hacer frente a sus sentimientos y a expresarlos de una manera socialmente aceptable que no cause daño a otros y que sea apropiada a su edad y sus capacidades.  Puedes enseñar a tu hij@ a reconocer  sus emociones (alegría, tristeza, enojo, miedo) a través de cuentos, tarjetas con dibujos, etc)  Cuando ayudas a los niños a relacionar gestos con sentimientos le ayudas a que aprenda a identificar emociones en otras personas, así desarrollará la empatía.
·         Oriéntalo: Es importante mostrarle al niño un “respeto positivo incondicional”,  una de las maneras de demostrarle respeto es ofreciéndole opciones, siempre y cuando éstas sean apropiadas y uno esté seguro de que se pueden llevar a cabo, ya que inculcarle confianza en sus capacidades para lo toma de decisiones le damos un arma importante para reforzar su autoestima constructiva. Es  importante proporcionarle también razones detrás de las reglas, y explicaciones claras del porqué de los límites

·         Saber cuándo dar independencia y cuando poner límites, el impulso del niño hacia la independencia y la propia afirmación es una etapa importante del desarrollo emocional.  Por lo tanto, es necesario mantener límites cuando sea necesario y permitir independencia cuando sea posible.
  • Enseñar con el ejemplo: La mayor parte de los modelos de conducta de un niño, los aprende de los padres y de las personas que lo rodean, por lo tanto, las conductas tanto positivas como negativas durarán dependiendo el tratamiento que se les dé.

La madurez emocional de los niños se forma poco a poco como parte integral de su desarrollo, en la medida en que nosotros les enseñamos aspectos tales como la exteriorización de los sentimientos, evitando juegos de poder y comprendiendo sus temores y sentimientos.  Es importante fomentar su autodefensa emocional permitiendo que expresen lo que les gusta o desagrada y teniéndoles paciencia.

Para concluir, hay que tomar conciencia de que como padres somos la principal fuente de información para que tu hijo adquiera una mejor madurez emocional.  Por lo tanto, es necesario transmitir a los niños habilidades que no solo le servirán para desenvolverse en la escuela y tener amigos, sino para toda la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario